Vinos y el cambio climático

por

Sin meternos en política y en el porque se está produciendo me gustaría ofrecer algunas de las experiencias personales que voy teniendo en los últimos años en viñedos donde he trabajado y trabajo. De todos es sabido que la tierra esta sufriendo un aumento de temperaturas a nivel mundial que afecta y afectará a todo ser vivo y que si lo enfocamos en la agricultura y especialmente en la viticultura, son muchos los cambios que están ocurriendo y serán muchas las consecuencias, por lo que debemos de empezar a pensar como resolver ciertas situaciones en el viñedo y ser conscientes de lo que se nos viene encima sin llegar a ser trágicos.

Siempre ha habido oscilaciones de las temperaturas terrestres a lo largo de la historia de nuestro planeta pero ahora la mano del hombre esta acelerando estos cambios. Como enólogo he trabajado en muchos países de todo el mundo y he tenido la oportunidad de ver muchas cosas en torno al vino, he trabajado en climas cálidos, climas fríos, con muchas variedades de uva, en viñedos de montaña o cerca del mar, con gentes diversas, que practican diferentes técnicas y que tienen otras maneras de entender la elaboración de vino. En todos lados he aprendido mucho y he observado ciertos patrones que suceden de manera general en todos los viñedos mundiales.

Pues bien, en los últimos 4-5 años vengo observando, y no solo yo porque son situaciones relevantes que otros compañeros de profesión también se van dando cuenta, unos cambios bastante significativos.

La viña una vez es vendimiada nota que le falta el fruto y se da la coincidencia de que las temperaturas comienzan a suavizar, las horas de sol disminuyen y el cambio de estación se hace notar. Ella en ese momento deja caer sus hojas, y se prepara para dormir todo el invierno, es un estado de reposo necesario en su ciclo vital, el cual debe tener una duración que irá en función del clima de donde se encuentre plantada pero suele ser de unos 5 meses aproximadamente. Los dos últimos años he presenciado como las hojas aún en Diciembre estaban en la planta y no en el suelo como debería ser, las viñas sienten que han perdido el fruto pero las temperaturas no bajan paulatinamente, hay días mas frescos pero de repente viene otra vez el calor, yo he pasado algunos días en Navidad en camiseta de mangas cortas, podríais imaginar lo que supone eso para los biorritmos de una planta como la vid? Al mismo tiempo estos años han brotado de manera repentina a finales de Febrero y principios de Marzo por lo que su ciclo natural de reposo se acorta, pasando a ser de solo 3 meses, la brotación comienza antes, las necesidades hídricas cambian, la maduración se adelanta por lo que la vendimia también. Todo esto es un desajuste en la biología que repercute a todo el ecosistema, incluyendo hierbas, insectos y microorganismos que van de la mano de las viñas, muchos de estos seres vivos son necesarios y fundamentales para el desarrollo y la producción de una uva de calidad que es finalmente lo que queremos tener para elaborar grandes vinos.

Otro factor que empieza a ser preocupante es al agua, las necesidades hídricas que tienen las plantas se ven alteradas con épocas de sequia obviamente, pero también por la subida de temperaturas, lo que produce mayor evapotranspiración y mayores pérdidas de agua tanto del suelo como de la planta. Esto repercute de manera que la deshidratación de la uva será más sensible a las olas de calor, las reservas de nutrientes serán mas difíciles de transportar en la planta cuando entra en el reposo invernal, la brotación y los lloros serán mucho más complicados de afrontar porque no tiene suficiente líquido elemento para comenzar con su actividad de nuevo…Hoy en día en lugares cálidos quien no tenga riego verá comprometida la cosecha anual y tendrá que plantearse el tipo de producto a ofrecer.

Las olas de calor son otra gran problemática que tenemos que afrontar y que van ligadas al manejo del riego. Una uva que en su proceso de maduración sufre oscilaciones como las del año 2017, donde hay diez días de temperaturas extremas y vientos cálidos, seguido de un pequeño descenso y su posterior aumento, y así sucesivamente, contempla una serie de desviaciones e irregularidades que la llevan a tener una maduración heterogénea y descompensada. Racimos donde encuentras uvas verdes, uvas pasas y uvas perfectamente maduras por igual, además la vendimia se adelanta tanto que parece increíble que se tengan que cortar los racimos en las fechas que se están barajando. Encontramos concentraciones de azúcar elevadas que darán vinos con 17 grados de alcohol y aún las pepitas no han llegado a madurar como se espera.

Son cambios que observo en Andalucía y observé en su momento en Cataluña, cambios que me comentan amigos desde California, Australia o Sudáfrica. En España, la Rioja ha comenzado la vendimia en Agosto, igual que otras muchas regiones. En Francia empiezan la vendimia muchos antes de lo normal y bodegas de lugares como champaña empiezan a plantearse poner viñedos en países hasta ahora impensables para la viticultura como podrían ser Inglaterra o Dinamarca con tal de tener las condiciones que en sus sitios de origen se están perdiendo. Todos los países productores están sufriendo en cierta medida estos cambios debido al aumento de las temperaturas, los vinos se hacen mas alcohólicos y es complicado manejar los procesos de maduración. La vid es una planta que lleva miles de años de adaptación a muchísimos puntos diferentes de nuestro planeta, es una planta todo terreno que necesita sufrir un poco de estrés hídrico y nutricional para desarrollar compuestos de calidad pero si pasamos ese límite la planta se desequilibra, se desajusta y lo pasa mal, se hace mucho más difícil programar el desarrollo de los vinos y sobretodo ajustar los tiempos de vendimia.

Los profesionales tenemos que empezar a pensar como enfocar estos cambios a nivel de campo y de bodega para que los vinos no pierdan su esencia, calidad y las características que apreciamos y nos hacen disfrutar.

Debemos de estar comprometidos con el medio ambiente porque no solo afecta a los vinos, nos repercute a todos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NEWSLETTER

Recibe nuestro Newsletter y mantente informado sobre nuestras novedades, promociones especiales y sugerencias sobre como disfrutar y aprender del vino.

¡BIENVENIDO!

PARA CONTINUAR DEBES SER MAYOR DE EDAD

Además, le informamos que nuestro sitio web usa cookies para mejorar su experiencia, por lo tanto, al continuar usted está consintiendo el uso de éstas.

¡BIENVENIDO!

PARA CONTINUAR DEBES SER MAYOR DE EDAD

Además, le informamos que nuestro sitio web usa cookies para mejorar su experiencia, por lo tanto, al continuar usted está consintiendo el uso de éstas.

CONTINUAR

You have Successfully Subscribed!



COMPLETA ESTE TEST Y

DESCUBRE CUANTO SABES DE VINO

Recibe gratis tu infografía para aprender de vino

Ir al test

You have Successfully Subscribed!


LLÁMANOS



Teléfono: 625127441

Lunes a viernes de 9 a 15

You have Successfully Subscribed!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar