Vinos de altura vs Vinos a nivel del mar (II parte)

por

Vinos de altura

Vinos de altura

Existe un manifiesto sobre la viticultura de montaña que fue firmado en Italia en el año 2.000 para reconocer este tipo de productos:

es una extraordinaria expresión de la audacia y el coraje del hombre al pedirle a la naturaleza misma la disponibilidad para respaldar la labor de personas que trabajan en territorios geográficos peculiares y difíciles”

La viticultura de montaña tiene un valor fundamental para la conservación del medio ambiente en zonas sumamente delicadas, las viñas montanas representan un monumento histórico al trabajo del hombre y deben ser tuteladas también por su interés paisajístico y cultural. Estas vides cultivadas en zonas montañosas crecen en ambientes no contaminados y constituyen un ejemplo de biodiversidad, dando lugar a vinos originales y de características organolépticas superiores y únicas. La producción de vino en estas zonas es más costosa que en otros sitios por eso en el mercado, el origen ha de poder reconocerse de forma clara, hoy muchas bodegas lo definen en sus etiquetas con el fin de diferenciarse de otras latitudes. El cultivo de la vid en áreas de montaña es una actividad fundamental para el mantenimiento de la agricultura en dichas zonas y para una correcta relación entre las distintas actividades productivas en beneficio de la economía local, por eso la viticultura de montaña puede recibir mayor reconocimiento, en el marco de una política coherente y global que se proponga favorecer los territorios montanos y el desarrollo sostenible de los mismos. Estos terrenos donde se desarrolla esta viticultura han de considerarse “patrimonio de la humanidad”, conforme a la convención de la Unesco vigente.

En mi experiencia como enólogo he tenido la oportunidad de conocer de primera mano este tipo de prácticas y he realizado vino con uvas excelentes cultivadas a muchos metros de altitud, la verdad que objetivamente dan vinos muy elegantes, finos, con personalidad, acideces muy marcadas y frescas, un amplio espectro de aromas varietales muy francos y sin duda vinos que para mi gusto se encontrarían entre los mejores del mundo. Recuerdo cuando trabajaba en Mendoza, Argentina, y el paisaje me dejaba sin palabras cada mañana, la bodega estaba a unos 80 km al sur de la capital mendocina en un lugar llamado El Valle de Uco, un sitio privilegiado para pasar unos meses. En esa parte no hay pre-cordillera andina por lo que se pasa de los 1.200 metros a los 5.000 de un salto, una pared inmensa con nieves perpetuas en la cima que ofrece unas condiciones especiales para el cultivo de las viñas. En verano el calor sofocante se ve moderado a la caída de la tarde gracias a las brisas que bajan desde la cima nevada de esas montañas majestuosas, aún se me ponen los pelos de punta cuando lo recuerdo. En invierno sin embargo la nieve cubre todos los rincones del valle y la imagen es estremecedora, un manto blanco que se pierde en el horizonte, se funde con la montaña y que cubre la totalidad de las vides que allí se encuentran.

Son climas extremos, y por lo general, ahí y en muchos otros sitios del mundo la práctica de la viticultura se hace muy difícil. En ocasiones hay pendientes superiores al 30% donde la orografía no permite la mecanización, a veces se hacen bancales o terrazas para poder trabajar mínimamente con las viñas, variedades de uva exclusivas que sobreviven en condiciones climáticas adversas, en muchos lugares se conoce como la viticultura heroica. En España hay una zona donde es imposible acceder a algunos viñedos a pie y se llega mediante barcos por el río, es la conocida Ribera Sacra, muchos trabajadores necesitan usar cuerdas para vendimiar las uvas como si fueran escaladores, todo un reto. En Almería, Granada, Ronda o incluso en la Axarquía malagueña también encontramos escenarios parecidos con fuertes pendientes y numerosas dificultades, entre los 800 y los 1600 metros sobre el nivel del mar, lugares con una belleza paisajística fuera de lo común, donde las plantas se asientan en miradores privilegiados. España es uno de los países mas montañosos de Europa y encontramos este tipo de vinos en muchos lugares como son los pirineos, el Priorat o el Montsant, numerosas zonas en Castilla y León, Asturias, Galicia, Madrid, Cuenca e incluso el interior valenciano, y que decir de las islas Canarias donde podemos encontrar uno de los viñedos más altos de Europa situado en el Teide a más de 1750 metros de altitud.

Sin duda los vinos de altura son cada vez mas apreciados no solo por la calidad y franqueza que tienen, sino también por la dificultad que conlleva producirlos. Paisajes que se quedan en tu retina, condiciones climáticas y suelos diferentes, técnicas adaptadas a las circunstancias, sostenibilidad, sensaciones de vértigo, variedades de uva exclusivas, aire limpio y puro…debemos pensar en todo ello cuando nos sentemos delante de un vino de este tipo, sin duda lo degustareis con una sonrisa.

Vino al nivel del mar

En el otro extremo encontraríamos vinos que provienen de uvas plantadas sobre la superficie de la corteza terrestre, cerca del mar o influenciados por este, a ninguna altura que propicie vinos como los comentados anteriormente pero no por ello peores, simplemente diferentes, con otro carácter y otra historia detrás.

Se piensa que el cultivo de la vid comenzó durante el Neolítico (7000 – 5000 a.C.) en Mesopotamia, a lo largo de la costa oriental del Mar Negro, en la región conocida como la Transcaucasia. Puede decirse que el primer viñedo fue plantado con toda probabilidad entre los actuales territorios de Turquía, Georgia y Armenia. Sabemos que en esta región, cuyo clima y suelo son particularmente propicios al cultivo de la vid, crecía antaño en estado silvestre. De ahí la viticultura se extendió al antiguo Egipto y al Líbano, los fenicios fueron el primer pueblo que comenzó a extender esa cultura y conocimiento por todo el Mediterráneo. Descendientes de los antiguos cananeos, fueron comerciantes y mercaderes activos y prósperos, eran excelentes navegantes y su activo comercio los llevo a abastecer de vino a numerosas colonias y pueblos de toda la cuenca mediterránea. Establecieron las bases de la viticultura en las ciudades portuarias donde llegaban, uno de los lagares mas antiguos que se conocen fue creado en los alrededores del Puerto de Santa María (Cádiz) hace unos 3000 años y desde entonces se han producido vinos en la zona. En la antigua Grecia tomo un carácter importante el cultivo de la vid, los griegos trataban la viña con esmero, empezaron a comprender las podas anuales y se preocupaban por la calidad del producto. Algo más tarde el imperio romano se encargó de llevarse ese conocimiento hasta los límites donde llegaban sus tierras, estableciendo zonas de producción en numerosos puntos de Europa. Hoy en día se ha extendido por todo el mundo siendo una práctica habitual y necesaria en muchos países.

Podría decir que más de la mitad de las viñas plantadas en el mundo se encuentran cerca del mar o influenciadas por este. Ya sabemos los efectos reguladores que ejercen las masas de agua en las condiciones climáticas, la humedad y las brisas provocan en los viñedos producciones de uva excepcionales y desde tiempos inmemoriales ha habido consciencia de ello. He conocido muchos lugares y trabajado en muchas bodegas situadas en estas zonas a lo largo y ancho del planeta, como en Italia, Nueva Zelanda, Sudáfrica o California por ejemplo, donde las plantaciones casi se mezclaban con el mar o el océano, creando paisajes también espectaculares de una belleza infinita, donde el trabajo que realizan los locales es admirable, la comprensión del conjunto suelo-clima-uva es digno de estudio y la calidad de los vinos excepcional.

Una zona única es el marco de Jerez, donde llegaron los fenicios. Hace millones de años, cuando el valle del Guadalquivir estaba cubierto de agua, vivían unas algas sobre la superficie llamadas diatomeas, al ir disminuyendo el nivel del océano, estas fueron muriendo y depositándose en el suelo formando estratos de diferentes, estos organismos han propiciado un suelo diferente, llamado albariza, que unido a la influencia marítima hace que se puedan producir vinos increíbles en la zona.

Imaginad la cantidad de situaciones diferentes que se podrían dar en todo el mundo y a lo largo de la historia en estas zonas cercanas al mar. Los vinos costeros son milenarios pero ofrecen una versión hoy en día modernizada, el conocimiento y saber hacer han hecho que se sitúen entre los más importantes y prestigiosos del mundo. Sin duda una buena apreciación para beber una copa será ver de donde proviene esa uva, así podrás dejar viajar a la mente por la historia de este elixir de los dioses.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NEWSLETTER

Recibe nuestro Newsletter y mantente informado sobre nuestras novedades, promociones especiales y sugerencias sobre como disfrutar y aprender del vino.

¡BIENVENIDO!

PARA CONTINUAR DEBES SER MAYOR DE EDAD

Además, le informamos que nuestro sitio web usa cookies para mejorar su experiencia, por lo tanto, al continuar usted está consintiendo el uso de éstas.

¡BIENVENIDO!

PARA CONTINUAR DEBES SER MAYOR DE EDAD

Además, le informamos que nuestro sitio web usa cookies para mejorar su experiencia, por lo tanto, al continuar usted está consintiendo el uso de éstas.

CONTINUAR

You have Successfully Subscribed!



COMPLETA ESTE TEST Y

DESCUBRE CUANTO SABES DE VINO

Recibe gratis tu infografía para aprender de vino

Ir al test

You have Successfully Subscribed!


LLÁMANOS



Teléfono: 625127441

Lunes a viernes de 9 a 15

You have Successfully Subscribed!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar